Para mí fue una sorpresa de que me enganchara a los entrenamientos con David gracias a que los hace divertidos y que notan enseguida los resultados en mi salud, sobre todo en mi espalda. Antes de conocerle era la típica que se apuntaba a los gimnasios para ir solo el primer mes y acabar abandonando.

onios clientes gimnasio

Y la verdad es que cuando más lo he notado ha sido cuando me quedé embarazada. Seguimos con un entrenamiento más adaptando a mi estado hasta el octavo mes, consiguiendo que a pesar de tener 38 años haya tenido un embarazo donde no he tenido ni una sola molestia típica de este estado y estuviera muy ágil hasta el final. Ahora hemos comenzado de nuevo a entrenar después de tres meses y estoy segura de que en tiempo record estaré de nuevo en forma como antes. Y mientras a seguir disfrutando de mi pequeña Vera.

Marta Sanchez, directora de marketing digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 28 = 34