Testimonio real entrenamiento personal Benefits Body Mind

Hoy mi entrenador, me cae un poquito peor. No hay un músculo implicado en el juego de simplemente andar que no me duela. Lo peor es que tengo que hacer lo posible para que no se note porque queda pelín raro andar como «Robocop» por la oficina… Y sí, al sentarme también me duele.

Hugo dice: «¿Qué objetivo quieres tener ahora?»

Esther dice: «¡Glúteos! Quiero endurecer!»

En qué hora… Hace casi un año ya que empecé en Benefits. Todo empezó casi como un juego. La prima de una amiga trabajó en BBM y un día hablando de hacer deporte de una manera divertida, nos dijo que teníamos que acercarnos por BBM y preguntar, e incluso probar alguna clase. Nos atendió Alberto y nos convenció prácticamente con 2 palabras :). En Septiembre de 2013 empecé con un programa de recuperación de lesiones. Llegué con un dolor de espalda desencadenado a raíz de una caída que después de cinco meses de médicos, medicamentos y fisios, no conseguía que remitiera. El programa consistía en una sesión de entrenamiento personal de 45′ y una clase colectiva a la semana. Lo primero que piensas es que es demasiado poco y no me va a hacer nada. Las clases colectivas a las que asistía en los primeros meses eran tipo Pilates, Yoga o Bodymind. Pues bien, después de aproximadamente 2 meses con este entrenamiento y de 5 sesiones con Paloma, la osteópata del equipo, el molesto dolor agudo simplemente…¡desapareció! En sólo dos meses en Benefits había conseguido varias cosas; primero que ese dolor desesperante desapareciera. Pero no sólo eso, estaba empezando a fortalecer los músculos de la espalda, como primer objetivo, y los del resto del cuerpo como consecuencia. De pequeña había hecho deporte pero a partir de la adolescencia y hasta hacía un par de años no había vuelto a tener prácticamente contacto con el ejercicio físico.

¡Estaba encantada porque además me divertía entrenando! Y esto tanto en los entrenamientos con mi entrenador personal Hugo, como con las clases colectivas con cualquiera de los monitores. Son todos muy profesionales y muestran gran interés y preocupación por que hagamos correctamente los ejercicios además de divertirnos. ¿Se sufre en las clases? Sí, pero merece tanto la pena que se hace con muchas ganas. A raíz de desaparecer el dolor de espalda, el objetivo de los entrenamientos y el programa cambiaron. Ahora entrenamos de una forma más completa y con más intensidad. Aumente a dos clases colectivas a la semana, que normalmente son, una tipo Pilates o Yoga, y otra Bootcamp, TRX o Funfit (alguna de Xfit también ha caído). Es muy gratificante ver que puedes dar cada vez más y que puedes alcanzar objetivos como hacer una carrera de 10K sin sufrir o una marcha de 34K por la montaña en un tiempo que nunca me hubiera imaginado. En resumen, estar en forma.

¡Creo que nunca he estado más en forma que ahora! Otras veces había estado en otros gimnasios y no conseguía una constancia de más de un mes. Ahora llevo casi un año entrenando en Benefits, ¡sin haber faltado a mis entrenamientos ni una sola semana! Y sí, a veces Hugo me cae mal, pero cuando ves que el objetivo marcado se va cumpliendo, y que aún sufriendo en los entrenamientos, lo pasas bien y lo disfrutas, entonces todo merece la pena. Ahora hago abdominales como churros. Y soy capaz de hacer más de 10 flexiones seguidas 🙂 Hace un año creo que podía hacer una o ninguna 😀 ¡Pero si me están saliendo músculos que en la vida había tenido! Y además, es cierto, ¡el deporte nos hace más felices!

¡GRACIAS BBM!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 − = 15