Otro año que se acerca la navidad y todo nuestro organismo (empezando por el hígado y las arterias) se echan a temblar al mirar el calendario: cena con la oficina, desmadre con los del equipo, café con dulces en casa de María que ha tenido un niño, cena con los del gimnasio, cañas con la tropa, nochebuena, nochevieja, reyes y su roscón interminable… Seremos muchos en casa, las fiestas son las fiestas y va a ser difícil, pero… ¿Intentamos un […]