Muchas veces había pasado delante de Benefits Studio, en Marqués de Viana, pero siempre pensé que no necesitaba un entrenador. Que yo era autosuficiente y podría hacerlo, solo tenía que encontrar la motivación para empezar. Eso era lo que más costaba. Ya lo había intentado tantas veces, atletismo, natación, boxeo y, por supuesto, entrenamiento con pesas. Al final por un motivo u otro lo dejaba, en especial el gimnasio. No encontraba en aquellos lugares nada que me motivara a seguir. […]