Boxeo: chicas con gancho

El boxeo femenino está más de moda que nunca. Atrás, ya como mito, quedó la idea de que sólo los hombres pelean. Hasta hace pocas décadas, el boxeo era considerado una actividad sólo para hombres. Pero en los últimos tiempos esto ha cambiado.

Son miles las mujeres que buscan lograr un cuerpo tonificado, atlético y descargar tensiones, al mismo tiempo que se divierten. Para todas ellas el boxeo es LA OPCIÓN.

No es tan difícil como aparenta: para sumergirse en el mundo de los guantes, sólo es necesario saltar con ritmo a la cuerda, y aprender a dar unos cuantos golpes certeros. Además  te verás realmente sexy con los guantes puestos.

¿Quién dijo que las mujeres son el sexo débil?

Y es que no es sólo golpes y más golpes,  es un deporte muy completo. Al cabo de poco tiempo lograrás tener un excelente estado de forma, aumentar los reflejos y tu porcentaje graso. Los número hablan solos: se pueden llegar a perder más de ¡¡700 kilocalorías por clase!!.

También es ideal para tonificar los músculos y mejorar de manera significativa la resistencia cardiovascular. La rutina de entrenamiento es muy variada y divertida, pudiéndose adaptar a cualquier nivel. Y no olvidemos los factores psicológicos como reducir el estrés o aumentar la autoestima.

Lo que hay que saber

Se trata de un entrenamiento intenso, por lo que hay que prestar especial atención a:

–          Hidratación, incluso sin tener sed, bebe frecuentemente.

–          Alimentación,  debido al alto desgaste físico, es imprescindible llevar una alimentación controlada.

–          Protección, vendarse las manos, protector bucal, casco y protector mamario, para que la experiencia sea del todo segura.

¿Cómo es una clase?

Cada entrenamiento comienza con un calentamiento y acondicionamiento cardiovascular, que puede ser con cuerda o algún otro ejercicio aeróbico. Después de la etapa de preparación, por fin, llega el momento esperado: golpear el saco, así se trabajan piernas, glúteos, espalda, hombros, pecho, brazos, muñecas y manos. Es una actividad completa por excelencia.

Lo más importante es el trabajo cardiovascular,  además de hacer ejercicios para moldear la cintura, mejorar la reacción y unos intensos abdominales para terminar de definir la figura. Pero no todo termina ahí. A medida que se va tomando más experiencia, se van agregando nuevos retos, como por ejemplo la sombra en el espejo.

Si tu meta es mejorar el cuerpo, liberar tensiones, o ir más lejos y un día llegar a ser campeona mundial, este es un buen momento para probar una clase de boxeo.

Angel Párraga, entrenador personal NSCA-CPT, en Benefits Body Mind.