Por cultura, por religión, por creencia, por salud, por el medio ambiente, por empatía, por solidaridad, por los animales… Existen muchas razones por las que se siguen las dietas vegetarianas y aunque en algunos círculos aún están consideradas desequilibradas y con carencias, lo cierto es que si están supervisadas y bien controladas, son más saludables que una dieta omnívora.

Por cultura, por religión, por creencia, por salud, por el medio ambiente, por empatía, por solidaridad, por los animales… Existen muchas razones por las que se siguen las dietas vegetarianas y aunque en algunos círculos aún están consideradas desequilibradas y con carencias, lo cierto es que si están supervisadas y bien controladas, son más saludables que una dieta omnívora.