Propósitos para el 2018
Propósitos para el 2018

Tras el mes de diciembre, cuyo paso suele ser devastador para nuestros hábitos alimentarios y deportivos, llegaba el mes de hacer dieta por excelencia, enero. También es el mes de la formulación de propósitos. Probablemente hayáis elaborado hasta una lista con todos ellos.

A continuación os presento a Héctor, un chico de 34 años, cuya lista de propósitos para el 2018 es la siguiente:

  • Este año empiezo la operación bikini en Enero, que luego me pilla el toro.
  • Para la comunión de mi sobrino tengo que entrar en el traje de hace 3 años. No me compro más camisas.
  • Estar como Mitch Buchannon para la despedida de soltero de Jorge. ¡Nos disfrazamos de vigilantes de la playa!
  • Además, la boda de Jorge es en Octubre. En septiembre tengo que hacer dieta exprés para perder los kilos que coja en verano.

Héctor aún no ha empezado su “dieta estricta” (menos mal) porque ve sus metas demasiado lejos. Tampoco se plantea que un cambio de hábitos es lo que verdaderamente necesita (no conoce esta opción porque no ha hablado con un profesional).

Ahora que ha llegado febrero, mi pregunta es la siguiente. ¿Cuántos de vosotros os habéis planteado este 2018 alguno de los propósitos citados? ¿Cuántos de vosotros habéis incumplido ya dichos propósitos?

O, ¿no habéis comenzado con ellos, igual que Héctor?

En el caso de la alimentación también es necesario un plan de acción que asegure la consecución de objetivos, como afirmaba mi compañero Manu en el post anterior sobre ejercicio físico. Sumado a esfuerzo, constancia y disciplina, serán las claves para obtener resultados.

Para elaborar dicho plan de acción, debéis tomar conciencia de cómo realizáis vuestra dieta habitual. Qué alimentos o productos la componen y qué tipo de cocción practicáis con ellos. Si tenéis una buena planificación semanal y los ingredientes adecuados en la despensa. Además, ¿dedicáis el tiempo suficiente a cada ingesta? ¿Coméis a una velocidad conveniente o ni siquiera masticáis? ¿Vuestras elecciones de bebidas son las apropiadas?

Por supuesto, las horas de descanso y la actividad física son pilares fundamentales para mantener una composición corporal adecuada. ¿Los tenéis en cuenta?

Si revisando todas estas acciones, llegáis a la conclusión de que necesitáis ayuda profesional para conseguir unos buenos hábitos dietéticos, no dudéis en acudir al departamento de Nutrición. Conseguiréis esa pérdida de peso que tanto os preocupa.

Para cumplir vuestros propósitos no realicéis una dieta “milagro”. No aprenderéis hábitos saludables y provocará la recuperación del peso perdido en cuanto la dejéis. El famoso “efecto rebote” no cabe en ningún plan de acción guiado por un nutricionista.

Por todo ello, os animo a aprovechar este momento para cambiar vuestros hábitos, de una forma permanente y con los medios adecuados.

Da igual que el motivo sea porque se acerca el verano.  Lo verdaderamente importante es que vuestros propósitos se conviertan en metas alcanzables. Que utilicéis las herramientas apropiadas. Y que contéis con un profesional para que os enseñe y acompañe a lo largo del camino.

¡A por el 2018!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 1 =