El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que fue creado para mejorar, o mantener sin dolor, todo tipo de lesiones físicas, especialmente para problemas de columna y articulaciones. ¿Cómo? Fortaleciendo el cuerpo para hacer frente a la propia lesión. Por esta razón, los médicos lo clasifican como una práctica “rehabilitadora”.

Por tanto, podemos hablar del método Pilates como un remedio postural. Ayuda a fortalecer la masa muscular y corregir nuestra postura para que, en estos meses de bajas temperaturas, nuestros músculos le ganen la partida al frío.

En invierno es común observar a las personas muy encorvadas. Esto es porque el cuerpo humano intenta proteger los órganos vitales (localizados en la zona del tronco) haciendo de nuestros hombros adelantados y espalda chepuda un escudo contra el frío. De esta forma mantiene el calor en las zonas más importantes. Todo esto puede tener consecuencias fatales para nuestra espalda: contracturas, actitud cifótica (chepa), dolor de cuello e incluso de cabeza.

Esta especialidad deportiva no eliminará por arte de magia las contracturas formadas por el frío, pero si conseguirá cambiar malos hábitos y mejorar nuestra educación postural.

Os explico a continuación los principios básicos del método Pilates para que entendáis la magnitud de sus beneficios:

Ø Concentración y control. Necesitamos ser muy conscientes de qué músculos estamos moviendo o contrayendo en cada momento.

Ø Precisión y fluidez en todos los movimientos. La velocidad y el tempo marcan tanto el tono como el trabajo muscular que realizamos al movernos.

Ø Alineamiento y flexibilización de la columna vertebral, como objetivo principal. Aunque nos ayuda a alinear y elongar todo el cuerpo.

Ø Respiración diafragmática y profunda. Aumenta la capacidad pulmonar, enviando más oxígeno a los músculos que lo necesitan para moverse.

Ø Centralización como principio fundamental del Pilates. Dice que “el centro de poder o PowerHouse» (refiriéndose al músculo transverso del abdomen) es el lugar de donde sacamos toda la energía para realizar los movimientos.

Los beneficios del método Pilates son tantos como personas lo practican. No me canso de escuchar a alumnos que perciben nuevas mejoras, tanto en su movimiento como en su día a día. Fortalecer y tonificar los músculos de espalda y abdomen, interna y externamente, para sentirnos bien. Además, disminuye las pérdidas de orina y produce aumento de capacidad pulmonar. Estas son algunas de las razones por las que tenéis que probarlo estas Navidades.

Os esperamos en nuestras clases de Pilates, tanto en el Studio como en el Gym, para beneficiaros de los aspectos positivos que esta disciplina puede aportar a vuestra vida.

 

CC Pilates Suelo (BBM Studio)

¡Feliz Navidad #Benefitsadictos!

 

Eva Rey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 2 = 4