Una de las dolencias más comunes hoy en día es la de lumbago. Las sesiones de osteopatía son un remedio eficaz para combatir este dolor. El osteópata no siempre actuará directamente sobre la zona afectada, ya que será el conjunto del cuerpo en el que habrá que enfocarse para ayudar a mejorar la zona dolorida.

¿Qué es el lumbago?

El lumbago es la forma coloquial de llamar a la lumbalgia. Es el dolor de la zona lumbar, de la región de la espalda situada entre las últimas costillas y la zona glútea, causado por alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral a ese nivel, como ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras. Aproximadamente, el 80% de la población va a sufrir este tipo de dolor en algún momento de su vida, siendo la inmensa mayoría de las veces de causa benigna. Hablamos de lumbalgia aguda, cuando dura menos de 6 semanas, y lumbalgia crónica cuando la duración del dolor es superior a este periodo.

¿Cuáles son las causas que pueden producir lumbago?

Las causas son múltiples y se pueden dividir en causas de origen mecánico y causas de origen inflamatorio. Las causas de origen mecánico son con mucho las más frecuentes y radican en alteraciones de la mecánica y estática de las estructuras que forman la columna lumbar. Entre ellas destacan la degeneración del disco vertebral, la artrosis (“desgaste”) de las vértebras, las fracturas por la osteoporosis (“descalcificación”), la musculatura lumbar atrófica (débil) o la escoliosis (alteración de las curvas normales de la columna). Estas anomalías originan una alteración de la estática normal de la columna o exponen a las vértebras a soportar un peso excesivo y en malas condiciones.

Las causas de origen inflamatorio tienen su origen en determinadas enfermedades que producen una inflamación de la columna vertebral. La más conocida es la espondilitis anquilosante. Otras causas poco comunes son las infecciones y los tumores.

Los factores que agravan el lumbago son el sedentarismo excesivo, posturas inadecuadas, determinadas actividades laborales relacionadas con esfuerzo físico y la obesidad.

¿Cómo me puede ayudar la osteopatía?

Para mejorar el lumbago, la zona que tendremos que elastificar será la abdominal, pues es ahí donde la falta de movimiento a nivel fascial y visceral provocará torsiones en pelvis y en las vértebras lumbares, privándolas de movilidad y causando ese dolor en algunas o en todas las posiciones. Durante la sesión de osteopatía movilizaremos: ligamentos, estómago, colon en sus diferentes tramos y asas intestinales, dando así libertad a la zona lumbar para que ésta pueda recuperar la normalidad de movimiento perdida.

Tras la sesión se recomendará al paciente que realice ejercicios de respiración que le ayudarán a ganar esa movilidad más rápido y a mantenerla en el tiempo. Dependiendo de la persona, serán necesarias de dos a tres sesiones para notar mejoría. La sesión de osteopatía se realizará siempre después de que el paciente haya acudido al médico para descartar cualquier tipo de patología y teniendo en cuenta siempre las indicaciones de éste.

Paloma C. Delgado

4 thoughts on “Hoy hablamos de lumbago

  1. Buenos dias, me gustaria felicitar a Paloma, por este articulo, ya que mucha gente , como yo , no teniamos ni idea, de como te puede ayudar la osteopatia, en este tipo de dololencias. Ademas esta muy bien que nos indique los factores que nos pueden lleva a padecerlo….Felicidades por este articulo y espero que Paloma C. Delgado, nos siga manteniendo informad@s sobre la osteopatia y sus beneficios.
    Un saludo

    Elena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 4