La mayoría de las personas ven en el masaje un capricho o un “lujo” que darse de vez en cuando, ya que lo asocian solamente al placer y la relajación que sienten al recibirlo y desconocen sus beneficios terapéuticos. Sin ir más lejos, una sesión profesional, mejora el estado de ánimo gracias a su capacidad para producir endorfinas, las hormonas del bienestar.

Hay otras razones por las que no deberías dudar a la hora de recibir un masaje:

Músculos

– Da movimiento a los tejidos y músculos sobre los que se realiza, produciendo un aumento en la circulación sanguínea y linfática.

-Aumentará la temperatura en la zona, favoreciendo la relajación muscular local, la cual dejará profundizar la manipulación y aliviar posibles contracturas.

-Al bajar el tono hipertónico te hará ganar flexibilidad y poder contráctil, haciendo desaparecer la rigidez muscular.

Osteopatia (3)

Defensas, envejecimiento y celulitis   

-Mejorará tus defensas estimulando al sistema inmune (circulación linfática)

-Ralentiza en envejecimiento, nutriendo y desintoxicando las células.

-Ayuda a romper el tejido adiposo (celulitis) facilitando su eliminación.

-A nivel articular se ganará movilidad ya que los músculos están más relajados y flexibles.

La salud de nuestro organismo depende de la salud de nuestras células, las cuales dependen de una buena circulación sanguínea y linfática. El masaje es importante en este aspecto, ya que la aumenta, ayudando al transporte de nutrientes a las células y aumentando la eliminación de impurezas y sustancias tóxicas. Una dieta equilibrada, ejercicio físico y masajes de manera regular…Una combinación que no puede faltar en tu vida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

33 − 23 =