¿Por qué consumir alimentos de temporada?

Siempre insistimos en el consumo de alimentos acorde a la época del año en la que estamos. ¿ Pero realmente sabes qué beneficios te aportan? No se debe únicamente al sabor y mejores características organolépticas que poseen las frutas y verduras, sino también a muchos otros factores. La naturaleza es sabia y nos ofrece ciertos alimentos según cada temporada del año por una razón. Hoy te mostramos cuatro buenas razones para demostrarte por qué debes consumir alimentos de temporada.

 

Ofrecen los nutrientes que necesitamos

La naturaleza es sabia y sabe qué proporcionar a nuestro organismo en cada época del año para favorecer nuestra subsistencia.

Si nos fijamos en los alimentos que se nos presentan de forma natural en esta época del año nos daremos cuenta de que: por ejemplo, los cítricos y coles son ricos en vitamina C. Por eso su consumo nos va a ayudar a la recuperación de gripes y resfriados en esta temporada. Encontramos también pescados grasos que nos ofrecen la vitamina D que necesitamos ingerir debido a la falta de sol.  De la misma forma, en verano predominan alimentos ricos en agua, justamente cuando el calor nos obliga a cuidar más que nunca la hidratación.

Por ello, consumir alimentos de temporada nos ayuda a obtener los nutrientes que nuestro cuerpo más necesita en esos meses del año.

 

Ayudan a cuidar el medio ambiente

Forzar la producción de determinados alimentos que no son aptos para las condiciones climáticas de una determinada estación obliga a las industrias a la utilización de químicos con acción fertilizante. Estos no solo alteran la composición de nuestro producto, sino que estos llegan de forma directa a nuestra alimentación.

Cabe mencionar que este proceso lleva asociado a una gran huella de carbono y por ello tiene un elevado impacto ambiental. Si comemos alimentos de temporada, reducimos la huella de carbono y la presión por producir alimentos cuando no es su época, por lo tanto, ayudamos a cuidar el medio ambiente.

 

Favorecen la economía y desarrollo local

Al consumir alimentos de temporada, sin duda contribuimos al comercio local. Esto es porque los alimentos de estación frecuentemente nos serán facilitados desde más cerca. También, si quieres cuidar tu economía, lograrás un precio menor, una alimentación de mejor calidad y más saludable.

 

Nos ayudan a consumir suficientes frutas y verduras

Como dijimos en un principio, los alimentos de estación saben mejor, tienen un agradable aroma y son frescos. Además son generalmente mucho más sanos y atractivos a la vista, ya que se intensifican los colores si se recolectan justo en su mejor momento. Por ello, nos apetecerá más consumir frutas y verduras de estas características que aquellas fuera de temporada. Y así, podremos obtener un extra de beneficios con su ingesta.

 

Ya vemos que son muy buenas las razones que fundamentan la elección de alimentos de temporada. Además, podemos obtener muchos beneficios con su ingesta no sólo a nivel individual sino también a nuestro alrededor.

Te recomendamos que prestes atención a la oferta de productos de temporada de cada estación para incluirlas en tu menú habitual. Y si dudas de cómo hacerlo, puedes consultar con nuestras nutricionistas que te elaborarán un menú con deliciosas opciones.