Ya ha pasado un año desde que comenzamos nuestra nueva aventura (algunos todavía piensan que locura), abrir nuestro Benefits Gym en el centro de Madrid. Encontramos una oportunidad que no podíamos dejar pasar, un gimnasio antiguo que cerró. Y aceptamos el reto. El local está en una de las principales zonas financieras de Madrid, con un número importante de gimnasios ya alrededor funcionando con instalaciones mayores, el fenómeno de los gimnasios low-cost aflorando a poca distancia también y el creciente número de centros de electroestimulación con su metodología exprés.

Pero Benefits es otra cosa.  Hemos querido trasladar al modelo tradicional de gimnasio nuestra metodología de entrenamiento personal, que tan buena respuesta estaba teniendo en el Studio de Marqués de Viana, con el trabajo multidisciplinar de nutricionista y fisioterapeuta para que veas cómo vas cumpliendo tus objetivos y puedas trazar nuevas metas que alcanzar y que cada día te encuentres mejor. Porque aquí lo importante eres tú.

Tras un primer año en el que hemos hecho ya pequeños cambios y mejoras, como el nuevo equipamiento de cardiovascular, mientras ibamos viviendo el día a día, ha llegado el momento de dar un paso más y reparar todas las instalaciones: vestuarios, climatización, iluminación… Viendo las características del local decidimos afrontar la reforma haciendo un gimnasio todavía más viejo. Podría parecer todo un contrasentido, pero cuando termines de leer este post seguro que estás deseando tanto como nosotros ver el resultado final.

Estamos limitados por las paredes y metros cuadrados que tenemos, dejando de lado las actividades en el exterior que podemos hacer, así que hemos decidido hacer del interior «un gimnasio de los de antes». No son pocos aquellos que echan en falta la cercanía, la atención personalizada y familiar, que se sepan tu nombre, que te pregunten que tal te encuentras ese día… Nuestro propósito está claro: hacer que el tiempo que vengas al Gym sea tu mejor momento del día. Sacarte una gran carcajada mientras estás haciendo esa última flexión o abdominal que tanto te cuesta y que cambies tu cara de trabajo por una gran sonrisa al salir del gimnasio. Que te sientas dentro de una gran comunidad que sigue creciendo cada día, la Familia Benefits (también se hacen llamar «benefits adict@s»). Y todo eso se había perdido en la mayoría de instalaciones actuales frías, impersonales, todas iguales… Como supermercados donde en este caso tú pareces ser el producto.

Por lo tanto, necesitamos unas instalaciones acorde al proyecto y a la altura de todos sus socios. Vamos a darle una vuelta completa al reloj y nos lo vamos a llevar unas décadas atrás en el tiempo sin renunciar a las comodidades de las nuevas tecnologías y las nuevas tendencias en el entrenamiento. Pero lo que quizás no sabías, o quizás sí, es que las kettlebells se empezaron a usar hace más de un siglo y que Pilates creó su método en los años 20.

Y para ello necesitamos permanecer cerrados durante la primera quincena de agosto, volviendo a la carga con toda la energía que da estrenar siempre algo. Por suerte para muchos de vosotros esto no os afecta puesto que estáis disfrutando de vuestras merecidas vacaciones. Sin embargo, aquellos que os quedáis en Madrid queremos agradeceros vuestra comprensión entendiendo que es un pequeño peaje que hay que pasar para que los operarios puedan trabajar más rápido y terminar a tiempo. Y si preferís entrenar en el parque o en casa recordad que en nuestro canal de Youtube tenemos colgadas rutinas de ejercicios para casa.

El día 17 de agosto volveremos a dar caña con las clases del mes y todas las zonas ya funcionando, pero es posible que durante algunos días tengamos que convivir con algunas molestias para terminar los remates de la obra.

¡Esperamos que el resultado final os guste tanto como a nosotros y disfrutemos juntos por muchos años del nuevo Benefits Gym Retro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 5 =